El trabajo esclavo en los campos de Dario Giustozzi

0

Unas 169 personas que trabajaban en esa condición y vivían en entornos infrahumanos en un campo del diputado del Frente Renovador, fueron rescatadas luego de un operativo realizado por efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, en Exaltación de la Cruz.

Todo nació con una denuncia anónima sobre presunto trabajo esclavo, reducción a la servidumbre, trata de personas y presencia de menores de edad en el campo de Dario Giustozzi y su familia, lo que implicaba la necesidad de ingresar a los terrenos para verificar dichos establecimientos.

El procedimiento lo realizaron el Comando de Prevención Rural (CPR) de ese distrito y de la delegación zonal del Ministerio de Trabajo de la Nación en un establecimiento ubicado a la altura del kilometro 11 de la ruta provincial 192, en el paraje Arroyo de la Cruz.

El Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires informó que se encontraron irregularidades en dos predios de cosecha de arándanos sobre la ruta 192 kilómetro 3,800 de la localidad de Exaltación de la cruz, los cuales albergaban a 104 y 65 personas, respectivamente.

Los operativos de fiscalización y control lo realizó la dirección de Higiene, Seguridad y Riesgos del trabajo de la cartera laboral, y comprobó que las anomalías eran en materia laboral, salarial y de higiene y habitabilidad.

Los 169 trabajadores, oriundos de Santiago del Estero, serán trasladados a su lugar de origen, mientras que las labores en los predios quedaron suspendidas hasta resolver la situación con la firma propietaria.

La correspondiente denuncia que recayó en el Juzgado Federal de Campana a cargo de Adrián Gonzalez Charvay.Además de la situación irregular detectada en el galpón de empaque de la empresa Inedexa S. A., el allanamiento que hizo hace más de diez días el Ministerio de Trabajo encontró 49 trabajadores no registrados en el establecimiento San Ignacio y en condiciones que no eran las mejores, de acuerdo a lo que señala la ley. Al campo de arándanos llegaron por una denuncia por trabajo esclavo que no pudieron certificar.

La situación de alrededor de 70 trabajadoras del galpón de empaque de la empresa Indexa S. A., productora y embaladora de arándanos para la exportación cuyos titulares son Giustozzi y su familia, quienes se quedaron sin trabajo de un día para el otro.

Las empleadas enviaron un telegrama para solicitar el pago de los días caídos desde que la empresa decidió la suspensión de actividades hasta nuevo aviso, luego de una inspección del Ministerio de Trabajo, el Renatea y los sindicatos Uatre y Seda, que detectó alrededor de 70 empleadas no registradas en el galpón de empaque.

Desde la empresa aseguraron que la cancelación de tareas obedece a las condiciones de mercado y la depreciación de la fruta, pero que esperan reabrir antes del fin de la campaña.

En un galpón había 13 cuchetas de tres camas cada una en la que dormían 39 trabajadores golondrina oriundos de Jujuy. En una casa lindera hacían lo propio diez mujeres. La cocina y el baño estaban en condiciones.

Desde la Delegación del Ministerio de Trabajo confirmaron el operativo e informaron que la empresa presentó documentación el viernes pasado y que para esta semana se esperaba otra tanda de papeles.

En el campo de la familia Giustozzi, la cara visible es Eduardo, hermano del diputado que fue kirchnerista, massista, kirchnerista otra vez y ahora aliado estratégico del macrismo con su bloque Juntos por Argentina, que completan Franco Caviglia, Eduardo Fabiani y Sandro Guzmán.

“Este lugar fue hecho con mucho amor y dedicación. Vienen de Alemania, de Inglaterra y de Estados Unidos a certificar la seguridad e higiene del lugar, y las condiciones laborales”, dijo Eduardo Giustozzi a La Opinión.

Sobre los trabajadores en negro, explicó: “Todos los años hay una situación que es irregular, cuando la gente que entra a trabajar todos los días no es la misma y la adecuación de altas y bajas se hace con retroactividad”.

En ese sentido, agregó: “A veces la gente no se anota, pero siempre se regulariza la situación. Nosotros les pedimos que vengan con su documento en la mano, a veces hay situaciones difíciles, son muchas personas”.

gius2

Compartir.