Endeudamiento acelerado

0

Según un informe realizado por la Universidad Nacional de Avellaneda, las provincias argentinas aumentaron más de un 120% sus emisiones de deuda pública en el primer trimestre de 2017.

El proceso de desendeudamiento que experimentó nuestro país parece haberse revertido. En el último año, posteriormente a la regularización del flujo de pagos con los bonistas que habían litigado contra nuestro país tras el default de 2001, se retomó la senda del endeudamiento. En 2016, el proceso de “retorno a los mercados” implicó una toma de deuda acelerada para cubrir el programa de financiero, y “saltar la restricción externa” de divisas que atentaba contra la liquidez del país en divisas. En el corriente año, a pesar de la considerable relajación de la restricción externa, producto de la abundancia de dólares financieros, el proceso de endeudamiento viene mostrando un patrón similar al del año pasado. La presente infografía se estructura a partir de tres grandes tópicos característicos del proceso de endeudamiento actual. En primer lugar, se incursiona en la dinámica del último año y el primer trimestre del corriente 2017 desde una perspectiva consolidada, esto es, haciendo foco en las colocaciones de títulos públicos emanadas desde el gobierno nacional. En siguiente término, resaltamos la propagación del fenómeno acelerado de toma de deuda en las jurisdicciones provinciales y principales municipios. En el final, discurrimos acerca de la nueva ventanilla de financiamiento a plazo, dada por las empresas privadas. En todos los casos se estratifica el análisis en función a la moneda, plazo de desarrollo del flujo de devolución y tasa de interés aplicada. En resumen, del presente material se desprende que:

  • En números, el programa financiero de 2017 supera los U$S 40.000 millones de necesidades externas, de los cuales aproximadamente la mitad se corresponde a nueva deuda y la otra mitad a renovaciones de deuda vieja.
  • Cumpliendo las metas oficiales, se espera que la relación entre deuda externa y producto bruto interno supere holgadamente el 50% para fines de 2017.
  • Otra fuente relevante de endeudamiento está constituida por las Provincias y las empresas. Estos actores, con posibilidades reducidas hasta 2015. modificaron diametralmente su inserción financiera global en el último año.
  • Así, la deuda del sector privado aumentó más de un 160% entre 2015 y 2016, y se estima que este año crezca en la misma proporción. Por su parte, tomando las colocaciones nominadas en dólares, en el primer trimestre del corriente año las colocaciones del sector privado cuadruplicaron las de 2016.
  • Todo esto, en un contexto de alta volatilidad y cambios en las condiciones financieras globales, enciende una luz de alarma, por la velocidad del endeudamiento en un mundo que tiende a la protección y la regulación.

Descargar Infografía – Deuda Pública y Privada

 

Fuente EPPA

Compartir.