La semana pasada había trascendido el caso del precandidato a Intendente de Lanús por el Frente Renovador, y ex presidente del Club Lanús, Nicolás Russo, quien eludió a la Justicia, tras haber sido imputado por falso testimonio cuando prestó declaración en el juicio que investigaba la muerte del hincha Diego Sosa, a manos de la barrabrava, cuando él presidía la institución.

Russo es sospechado de encubrir a los asesinos de Diego Sosa.

Ahora salió a la luz una denuncia de vecinos y periodistas de Tigre, que aseguran haber recibido amenazas y aprietes de parte de Rodrigo Molinos, concejal massista del distrito, y presidente actual del Club Tigre.

Puntualmente sostienen que Molinos estaría usando barrabravas para amedrentar a los oponentes políticos del Frente Renovador del distrito.

Así se da a conocer, por segunda vez en menos de una semana, un caso que delata la relación que el espacio político de Sergio Massa mantiene con los dirigentes del fútbol, siempre cerca de quedar manchados por el proceder de las barras.

La demanda, esta vez, fue realizada por el periodista Marcos Tenaglia, quien denunció ante la Justicia que Molinos, lo amenazó a través de un barrabrava que milita en el FR.

Según publicó el diario Página/12, Tenaglia recibió en su cuenta de la red social Facebook un mensaje intimidatorio el pasado 9 de diciembre: “No te olvidez de cabezas”(sic).

El autor de la amenaza es Adrián Matías, quien recorre el distrito junto a Molinos cuando realiza actividades ligadas a su función política como concejal.

Pero las intimidaciones de este hombre no son nuevas, al parecer. Marcos Tenaglia, además de su actividad periodística, integra una asamblea de vecinos inundados de la localidad de Rincón de Milberg, donde ya había comenzado a recibir intimidaciones de parte de Matías.

“Quedate quieto o te rompo todo”, cuenta Página/12 que le dijo el barra de Tigre al periodista delante de un funcionario de la Municipalidad, el pasado 3 de diciembre, cuando los vecinos de Milberg protestaban por obras que no se habían llevado a cabo en el distrito.

En la nota se destaca, además, que hace un año, Tenaglia resultó detenido de manera arbitraria durante una reunión de los vecinos con Molinos, durante la cual se formularon preguntas que incomodaron al dirigente deportivo.

“Molinos hizo ademanes para que se lo llevaran”, declaró un testigo llamado Ricardo Moris al programa de TV 2.0 que se emite por el sitio You Tube.

Tenaglia estuvo detenido durante dos horas en la comisaría de Milberg y una movilización de más de un centenar de personas logró liberarlo.

Por último, el diario recuerda un hecho que ilustra las relaciones de los dirigentes con los barrabravas, y se trata de una pelea interna en el seno de la hincha del 'Matador' que se resolvió a los tiros y provocó un muerto.

“El 24 de febrero de 2013, murió como consecuencia de un disparo Adrián Velázquez, de 40 años, en el marco de una pelea entre barras del club”, detalla la nota.

Sinembargo cuentan que cuando “El fiscal del caso, Alejandro Musso, pidió al Municipio de Tigre el registro de las cámaras callejeras le informaron que ese día, justo, no funcionaban". Todo un guiño.