Los intendentes siguen su cruzada para dar a conocer la realidad social que se vive en el Conurbano bonaerense. Es que desde los distritos se enciende la alarma sobre el impacto de las medidas económicas en los sectores más vulnerables de la sociedad.

"El dato más preocupante es el aumento del pedido espontáneo de comida. Hasta marzo fue el 19%", precisó Gustavo Menéndez, intendente de Merlo, en declaraciones a Radio FM Cultura.

Además el Jefe Comunal señaló  que ahora están realizando nuevos relevamientos, para tener en cuenta el impacto de los aumentos de los servicios y del transporte. Por lo que estima que la cifra sería superior.

El impulsor del Pacto de Padua sostiene que ese es el dato más preocupante porque se trata de personas que no están contenidas por organizaciones sociales, ni comedores y que no tienen red social para apaciguar el golpe.

"Se trata de personas que no tienen para poner arriba de la mesa la comida suficiente para su familia", detalló Menendez. Por ese motivo explicó que el municipio aumentó las previsiones de gastos para afrontar esta situación.

"En los últimos 60 días tuvimos casi 1.200 empleos menos en el sector industrial en Merlo", agregó el intendente.

Además, contó que la Secretaría de Comercio está notando una gran cantidad de comercios que están cerrando, y se empiezan a dar de baja. Un diagnóstico más que complejo.