“Hubo dirigentes que priorizaron sus intereses personales por sobre su pertenencias a un espacio político. Es el caso de (Raúl) Othacehé (intendente que dejará su cargo el 10 de diciembre), quien mandó a cortar boleta para perjudicar a nuestra lista y fiscalizó para nuestro rivales”, indicó Menéndez.

El intendente electo de Merlo observó que este tipo de prácticas influyeron en el resultado que obtuvo el peronismo en la provincia, pero aclaró que no se puede poner “toda la responsabilidad” sobre la candidatura a gobernador de Aníbal Fernández.

“Tenemos que hacer una autocrítica fuerte tras el resultado de ayer. Hubo cosas que hicimos mal en nuestro espacio, pero no podemos poner toda la responsabilidad sobre Aníbal (Fernández). Era el candidato que se había impuesto en una interna y lo teníamos que respaldar”, observó.

En las PASO que se celebraron en agosto pasado, Menéndez se impuso en la interna del Frente para la Victoria de Merlo al derrotar a Othacehé, quien lleva 24 años al frente de este distrito de la zona oeste del Gran Buenos Aires.

“Durante la elección teníamos que tener más cuidado de los punteros del intendente que de los fiscales de (Mauricio) Macri y (Sergio) Massa. Días atrás, organizó una toma en viviendas construidas con un Plan Federal para perjudicar a nuestros candidatos”, apuntó.

Menéndez obtuvo ayer 54% de los votos y su lista obtuvo 7 puntos más que Daniel Scioli y 8 más de la de Fernández, y en ese sentido, remarcó que en Merlo, el Frente para la Victoria “contó con el respaldo de todo el peronismo”.

“Ahora tenemos que trabajar para abrir el municipio al desarrollo y la productividad. Tenemos que modificar la imagen del distrito. Esperemos que nos vaya bien para que un dirigente como Othacehé no pueda volver nunca más".

En cuanto a la relación que espera mantener con la gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, Menéndez señaló que buscará entablar “una relación que beneficie a los vecinos de Merlo”.

“Respetamos el resultado y sé que (María Eugenia) Vidal es una persona de bien, a pesar de las diferencias políticas que tenemos con ella y la propuesta de Cambiemos. No sabemos aún que propone para los municipios, pero esperamos tener la mejor convivencia”, subrayó.

En cuanto a la suerte que tendrá Scioli en el balotaje presidencial que deberá disputar con el postulante de la alianza Cambiemos, Mauricio Macri, el futuro jefe comunal observó que esa compulsa “se gana si se atrae al voto peronista y afín” al modelo que impulsa el Gobierno nacional.

“Tanto (Sergio) Massa como (Adolfo) Rodríguez Saá expresan el voto de muchos peronistas. Lo mismo puede decirse de los adherentes de la izquierda, que están más cercanos a las propuestas del gobierno que las de Macri. Hay que ir por todas esa voluntades. Es la clave para ganar la segunda vuelta”, fundamentó.