"Va todos los días a Morón y acá no viene hace tres meses, siendo que vive a diez cuadras" aseguró Osvaldo Marasco, en referencia a la candidata a gobernadora del PRO por el Frente Cambiemos, María Eugenia Vidal.

"Hay un pequeño malestar de uno de los chicos del equipo que en el armado de las listas previo al 9 de agosto quedó en quinto lugar cuando estaba en primero, todo porque impusieron de más arriba a otra persona como primer concejal", explicó Marasco al evidenciar la crisis que se desató en el macrismo local con vista a las elecciones del 25 de octubre.

En diálogo con el periódico La Ciudad, el postulante de Cambiemos a la jefatura del gobierno municipal expresó su contrariedad con la dirigencia nacional de su espacio, aunque luego adujo que éstas son "cosas que pasan en política".

Si bien la relación entre el candidato a intendente y Vidal no pasa por un buen momento, Marasco desmintió hoy su renuncia a su candidatura a intendente por el macrismo, al sostener que "ni loco me bajo".

No obstante, admitió que le "duele que María Eugenia vaya para otros lados y no venga para acá" y añadió que "quedó un malestar en el armado de la lista".

De acuerdo con el resultado definitivo de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 9 de agosto el Frente para la Victoria (FpV) obtuvo en Ituzaingó para los cargos municipales el 39,84 por ciento de los votos y Cambiemos, que se ubicó segundo, alcanzó el 26,42 por ciento.

En el FpV compitieron dos listas, imponiéndose la del actual intendente Alberto Descalzo, mientras que por Cambiemos Marasco fue el ganador ante las otras dos corrientes internas del macrismo local.