La semana pasada, el jefe comunal de Malvinas Argentinas, el massista Jesús Cariglino, junto a su secretario de Salud, Dr. Hugo Schwab, recibieron a al intendente de Trenque Lauquen, Raúl Feito, en su despacho del Palacio Municipal para firmar un convenio marco entre ambas comunas, en Salud.

“Este convenio nos une en lo que tiene que ver al desarrollo de nueva gestión, de innovación, de lo que estamos haciendo y cómo lo mejoramos" expresó Cariglino.

Para el massista la relación entre ambos municipios “es muy buena” y se caracterizan por el trabajo y la preocupación respecto a la salud y la educación pública, también del tema medioambiental, y otros ítems que les competen. “La gente nos exige más a los intendentes, menos al gobernador y menos al estado nacional" aseguró el jefe comunal de Malvinas Argentinas.

Claro, eso sucedía en su despacho, a horas de recibir un escrache, en las calles de su distrito, de los familiares de víctimas por mala praxis que salieron a manifestar su rechazo al sistema de salud municipal, por las cuarenta y cinco muertes sobre las que exigen justicia.

Es por ello que los familiares reclaman un cambio en las condiciones del sistema de salud del municipio gestionado por Cariglino.

“En Malvinas Argentinas funciona un sistema de adulteración de historias clínicas”, denunciaba el abogado y militante por los derechos humanos Jorge Cancio, que representa a los familiares de las víctimas mortales.

Los familiares apuntan directamente a la gestión municipal: “El secretario de salud de Malvinas, Hugo Schwab, es el responsable de la máquina de adulteración de historias clínicas. Esto ocurre porque para acceder a la documentación hay que solicitarla ante el municipio”.

La semana anterior, incluso, los familiares se acercaron hasta el Ministerio de Salud de la Nación para llevar sus denuncias al nuevo titular de la cartera, Daniel Gollán.

Entre las 45 denuncias, figuran errores de diagnóstico, falta de atención, partos que no son realizados por cesárea y que terminan con la muerte del bebé.

Al parecer las graves consecuencias de las malas prácticas médicas recaen, sistemáticamente, sobre los pacientes de escasos recursos y sin cobertura médica.

Cariglino detalló que "nosotros cobramos apenas una tasa que debemos devolverla en servicios y cada vez más servicios y cada vez más esfuerzos para los municipios y menos presión para provincia y nación”.

Ambos, preocupados por diferenciarse de Provincia y Nación, no realizaron referencias a las víctimas mortales por mala praxis, que aumenta año a año, en Malvinas Argentinas.