El precandidato presidencial del PRO, Mauricio Macri, y el intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, comenzarán este lunes a pulir detalles en las negociaciones para el armado de las listas distritales y podrían formalizar su alianza a fines de la semana próxima, luego de la salida del jefe comunal del massismo a principios de este mes.

Según informaron a Télam fuentes del entorno del intendente, operadores macristas y de Malvinas Argentinas "conversarán lunes y martes para terminar de cerrar el acuerdo", al cual califican como "prácticamente cerrado".

El líder del PRO le dio el visto bueno a Cariglino para que integre como guste la lista de concejales en su distrito, en el que el macrismo prácticamente no cuenta con armado propio.

Sin embargo, el ex aliado de Sergio Massa tiene particular interés en que algunos dirigentes intermedios que responden a él encuentren un lugar en las listas provinciales, como el senador bonaerense Aníbal Asseff (referente en Moreno) o el concejal Darío Kubar (General Rodríguez).

"Si todo sale bien, el miércoles ya podríamos estar anunciando el acuerdo", explicaron desde Malvinas Argentinas, por lo cual el jefe comunal buscaría la reelección (ocupa el cargo desde 1995) en la misma boleta presidencial del PRO -aunque resta saber si los aliados de la UCR y la Coalición Cívica formarán localmente parte del acuerdo-.

Cariglino fue uno de los mayores críticos internos que tuvo Massa dentro del Frente Renovador y amagó durante semanas con su renuncia, hasta que la oficializó en la primera semana del corriente mes, cuatro días antes de que lo haga Darío Giustozzi.