La pelea peronista en Merlo es de las más salvajes de la Primera Sección. Y no reconoce de antiguas lealtades, si aún los que una vez militaban juntos se tiran a mansalva. Como el “Colorado” Sebastián Codini, concejal del Frente Renovador, quien endilgó al kirchnerismo la etiqueta de “comunista” en plena sesión del legislativo local sin recordar que alguna vez él mismo formó parte de ese colectivo.

Ocurrió en pleno debate respecto a la ayuda social para los pobladores más humildes de Merlo. Codini acusó a la Casa Rosada de digitar la asistencia a través de La Cámpora y el Movimiento Evita y destinarla solo a los militantes y seguidores K, contradiciendo los valores fundacionales de la Justicia social peronista.

“Cuando decimos que el gobierno nacional está copado por comunistas, esta es una muestra fehaciente. El peronismo es abierto, es militancia, es amor, es pasión y nosotros estamos en las antípodas del gobierno nacional y de estos pseudopolíticos que solo hacen negocios para sus intereses en desmedro del pueblo”, gatilló Codini.

Hombre de Raúl “Vasco” Othacehé. Codini siguió la misma trayectoria de su jefe político, saltando del Frente para la Victoria a las filas del massismo y reseteando su discurso en el trayecto. De ahí que no tuviera remordimientos a la hora de describir el accionar social del kirchnerismo como “una actitud selectiva, nefasta y triste que no solo desprestigia su accionar (del gobierno nacional) sino también a la política como herramienta de transformación.”

“Cuando nosotros hablamos de peronismo y justicia social, lo entendemos como eso que llega a todo el pueblo, no entendemos una justicia social sectaria. Y eso es lo que nos diferencia a los peronistas, a los que abrazamos la bandera de Perón y Eva Perón, de todo aquello que se sube al nombre ‘peronismo’ y utiliza sus banderas para cumplir alguna función”, concluyó Codini.

El concejal massista también acusó a la Casa Rosada y sus militantes de humillar a los menos pudientes que se acercan en busca de ayuda. “Se los humilla del peor modo posible que se puede castigar a un humano. Porque se los echa con las manos vacías. Se les pregunta cuál es tu identificación política. Qué puntero te mandó.”, describió.

Sin embargo, en 2013, cuando asumía la banca por el Frente para la Victoria, otro era el objeto de sus críticas. “Algunos integrantes de la políticos, especialmente del frente Renovador, vienen con vicios de la política o de otros distritos como Malvinas Argentinas donde la política es quién tiene más fuerza para imponer las ideas”, arguyó entonces. Claro, en ese entonces el era uno más del espacio copado por los “comunistas”.