El Frente Renovador parecía haber dado el golpe cuando logró que la ex boxeadora Marcela "Tigresa" Acuña abandone su lugar en el Frente para la Victoria y se integre a sus filas locales. Incluso algunos la lanzaron a la intendencia casi inmediatamente.

Ese salto dejó tambaleando al mandatario local, Hugo Curto, y acrecentó sus problemas en el Concejo Deliberante, ya que se comenzó a hablar de la fusión de las distintas vertientes del massismo en el recinto.

Sin embargo, unos meses más tarde, Curto, viejo conocedor de la política provincial y sus vaivenes, logró recuperar la cantidad de concejales propios justamente quitándole un alfil al massismo.

En las últimas horas se conoció que Dora Aguilera se integraría al bloque del oficialismo y dejaría al Frente Renovador por diferencias con Martín Jofré, uno de los precandidatos a jefe comunal por ese espacio.

El cambio de orientación de Aguilera ocurre en momentos en que el massismo unificó los bloques que adhieren al Frente Renovador, con Jofré a la cabeza.

El último acto del que participó Aguilera dentro del massismo fue en diciembre de 2014, cuando Darío Giustozzi encabezó un plenario en la ciudad.

Todo indica que las movidas en Tres de Febrero seguirán de la mano de los marxistas de groucho que ocupan múltiples cargos en la localidad del oeste.