La ex presidenta y candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana encabezó un multitudinario en esa localidad del Conurbano. Condenó el “encubrimiento” de los medios que dicen que “está todo bien” cuando “el paisaje de la Argentina” muestra lo contrario y llamó “a estar unidos y solidarios para ponerle un freno a este Gobierno que ha convertido al Estado casi en su empresa privada”.

Cristina Fernández de Kirchner continuó hoy con sus recorridas de campaña en el municipio de Moreno, donde la recibieron miles de vecinos y el intendente local Walter Festa.

“Este es un Estado nacional que favorece a su clase social, a los que tienen plata”, sentenció la primera candidata a senadora nacional de Unidad Ciudadana por la provincia de Buenos Aires, y agregó que “son los parientes y los amigos (del Gobierno de Maurico Macri) los dueños de las empresas eléctricas”.

Cristina apuntó así contra los “aumentos sin control” de las tarifas de los servicios públicos y denunció que Macri está a la cabeza de un “Estado de empresarios que quieren que haya desocupación para que la gente aguante cualquier cosas como condición de trabajo”.

Durante su discurso, se refirió además a la insólita noticia de que el Gobierno llevó lingotes de oro del Banco Central a Inglaterra por protección.

“¿Se imaginan si nosotros nos hubiéramos llevado al exterior las reservas de oro del Banco Central? Nada, silencio. Hay una feroz tapadera y blindaje mediático. Pero ya es más que blindaje, es encubrimiento”, aseguró en alusión al comportamiento de los grandes medios.

“Y ni hablar de la deuda. Cuando el pueblo en su gran mayoría se entera que el problema es la deuda es porque el agua le llegó a la nariz y estamos todos ahogados, es lo que nos pasó en el 2001”, completó.

Antes de finalizar el acto, la ex presidenta llamó a “convencer a cada uno de los vecinos y de los parientes” de cara a las próximas elecciones legislativas.

“Sé que ustedes tienen una gran confianza en mí, pero yo sola no puedo. Necesitamos estar unidos y solidarios para ponerle un freno a este Gobierno que ha convertido al Estado casi en su empresa privada. El país no puede ser la empresa privada de nadie, tiene que volver a ser de todos los argentinos. Argentina no es de ellos, Argentina es de ustedes”, enfatizó.