El intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, fue el único dirigente opositor que participó el jueves pasado en el acto en el que el presidente Mauricio Macri anunció el giro al Congreso del proyecto de reforma política y al día siguiente recibió en su distrito a la gobernadora María Eugenia Vidal, lo que reavivó los rumores de su pronta incorporación al gabinete bonaerense donde sería designado al frente del Ministerio de Producción.

"He dejado de tener funciones dentro del Frente Renovador", afirmó el intendente en marzo, cuando aseguraba que su voluntad era abocarse a trabajar en su municipio.

Desde su entorno vinculaban su salida de la fuerza que conduce Sergio Massa con la escasa incumbencia de los jefes municipales en el armado político electoral del año pasado y en las "decisiones equivocadas" en la discusión de cargos en las comisiones de la legislatura provincial.

"Nos convocaron a construir el Frente Renovador y terminamos construyendo el massismo" resumían en ese momento en San Miguel, mientras comenzaban los acercamientos a Cambiemos, que según las mismas fuentes, tendrán su desenlace en los próximos días con el desembarco de de la Torre al frente del Ministerio de Producción.

Tan avanzadas están las negociaciones que se esperaba que la incorporación al gabinete bonaerense se hiciera durante la visita que Vidal hizo a San Miguel semanas atrás, en ocasión de la inauguración de la obra hidráulica de la cuenca Santa Fe-Barrio Mitre, que fue financiada con fondos municipales, pero por contrapuntos políticos en el oficialismo se retraso el anuncio, aseguran las fuentes consultadas.

A principio de mes, se conoció que el hermano del presidente, Gianfranco Macri, realizó una reunión en el Buenos Aires Golf Club de la localidad de Bella Vista, partido de San Miguel, donde buscó reorganizar la tropa oficialista. Un dirigente que participó de ese encuentro fue el subsecretario de Asuntos Electorales, Ezequiel Fernández Langan, uno de los operadores del Pro en el distrito.

Desde el el entorno de De la Torre consideraron que la convocatoria fue "como mínimo desafortunada" y le pusieron un parate a la definición de una fecha para el anuncio, a lo que se le sumó la negociación sobre qué cartera ocupará ya que se barajaba la posibilidad de un desembarco en Seguridad o Salud, aunque finalmente se acordó que irá a Producción, cargo que tanto en La Plata como en San Miguel señalan definido.

Lo cierto es que un eventual nombramiento de De la Torre en el Ejecutivo bonaerense sería una señal clara hacia el puñado de intendentes que aún permanecen en el Frente Renovador, pero también para un sector de intendentes elegidos en la lista del Frente para la Victoria (varios de ellos ex massistas) que ya se venían despegando del kirchnerismo, distanciamiento que se acrecentó a partir de la detención del ex secretario de Obras Públicas, José López.

De producirse el pase al gabinete provincial, De la Torre piensa designar como su sucesor a Jaime Méndez, actual secretario de obras públicas del municipio y quien encabezó la lista de concejales en 2015, cargo en el que está de licencia para ejercer funciones ejecutivas y dirigente al que ya se mencionaba como figura a postular en las elecciones de 2017 y 2019.