Ante la propuesta del gobierno bonaerense de diseñar un mapa del delito, la municipalidad de San Miguel salió a enarbolar la baja en la criminalidad en su distrito como un éxito de la gestión De la Torre. Los datos, tomados de la información de la administración de Daniel Scioli, muestran una disminución de hasta el 39 por ciento en los delitos prevenibles entre 2012 y 2014.

“Estos datos constituyen un incentivo para sostener los esfuerzos realizados para combatir el delito en nuestro distrito durante estos años. Son resultados que valoramos mucho, sobre todo porque se dan en un contexto de alza del delito en el área metropolitana de la Provincia de Buenos Aires”, comentó el Secretario de Seguridad local, Max Perkins.

Y añadió: "Esto nos muestra que estamos transitando la senda correcta. Sin embargo, no nos sentimos conformes, porque el nivel de delito en el conurbano, del que San Miguel forma parte, sigue siendo muy alto”.

Alineado con el massismo, Joaquín de la Torre ha levantado la bandera de la seguridad como uno de sus caballitos de batalla. La incorporación de efectivos a la Policía Municipal ha sido, en este sentido, una de sus políticas más activas pese a que buscó diferenciarla de la idea promovida por Scioli desde el gobierno provincial. Incluso, llegó a diferenciarse de otros intendentes del Frente Renovador que suscribieron al modelo de fuerza comunal del motonauta.

“Necesitamos la policía municipal. Necesitamos tener un eslabón local que colabore con la policía de la provincia y las fuerzas nacionales”, sostuvo De la Torre. "Nosotros venimos hace tiempo señalando a la inseguridad como un tema desmadrado”, recordó.

Los índices parecen acompañarlo, luego de casi ocho años en el poder de San Miguel. En los últimos dos, los delitos capaces de ser disuadidos mediante acciones preventivas se redujeron en un 39 por ciento a contramano de la evolución ascendente en otros distritos del conurbano.

Según recordaron funcionarios de San Miguel, uno de los ejes sobre los que se estructuró la Policía Municipal que creó De la Torre, ha sido trabajar fuertemente en la prevención del delito mediante distintas acciones: incrementar la cantidad de efectivos policiales en la calle, mejorar su capacidad operativa, ampliar áreas de cobertura e incrementar la eficiencia en la respuesta mediante la incorporación de tecnología, en coordinación con la policía bonaerense.

“La gestión de Joaquín de la Torre ha realizado un esfuerzo que permite superar el abandono y la incapacidad de los responsables principales de la seguridad de las vidas y bienes de los vecinos, tomando con recursos propios la tarea de colaborar en la solución a un problema que nos preocupa a todos”, indicó Perkins

Y citó el sistema de Seguridad del municipio con su centro de operaciones municipales (COM) como cabeza del sistema como un ejemplo de red neurálgica contra el delito. Desde allí, además de visualizarse las cámaras de seguridad, se coordina operativamente todas las divisiones de la secretaría: Patrulleros, Policía municipal, Tránsito, Defensa Civil, Bomberos, Ambulancia y Control Urbano.