Nuevamente recaen denuncias por envió de comida en mal estado a comedores escolares de la provincia de Buenos Aires, que salpican a la gestión de Cambiemos encabezada por María Eugenia Vidal.

Esta vez, sucedió en la localidad de Campana, donde el intendente es Sebastián Abella del PRO.

La oposición, denunció que en varios comedores escolares se entregó mercadería vencida y con insectos.

Los concejales del Frente para la Victoria aseguraron que siente “Indignación y mucha preocupación es lo que nos genera tomar conocimiento de esta situación, por lo que pedimos encontrar una solución urgente y rescindir el contrato de inmediato con la empresa Degourmet, originaria de Pacheco, la cual ganó la licitación seguramente presentando el menor precio, pero que el servicio que brinda resulta deficiente y pone en riesgo la salubridad de quienes asisten a los comedores”.

Con respecto al estado de la comida los ediles detallaron que se trataba de “Galletitas vencidas, manipulación incorrecta de los alimentos, leche en bolsas sueltas, también galletitas fuera de sus envoltorios originales y sobres de mate cocido y té sueltos, son algunas de las situaciones que padecen los comedores con esta empresa".

En el mismo sentido, advirtieron que “a raíz de esta situación, algunas escuelas tuvieron que suspender el comedor. No se juega con la comida. Consideramos estos hechos como graves, y le pedimos a las autoridades que ya están interiorizadas de esta situación tomen cartas en el asunto de manera urgente” .

Por otra parte, los concejales del FPV, describieron el panorama actual de los comedores escolares luego de la reducción de cupos que determinó la actual gestión de gobierno: “Algunos directivos nos hicieron saber que se redujo el cupo de chicos. Es algo que denunciamos a principio de año, y que desde Cambiemos negaron rotundamente que hubiese menos comida destacando que la Gobernadora Vidal duplicó el monto disponible de cada menú. Pero disminuyó el cupo”

“Es decir, hay menos raciones por cada comedor, y más chicos que necesitan comer. Entonces, como resulta imposible negarle un plato de comida a quien lo necesita, en las escuelas se está fraccionando cada ración, y cada plato contiene menos comida de la que debería, y por ende, las porciones que reciben son nutricionalmente insuficientes, por debajo de lo requerido”, relataron los ediles de la oposión.

Ante la crisis social que está atravesando la provincia, los concejales adelantaron que solicitarán que se retrotraigan la cantidad de cupos que había en el año 2015.

Imagen de la mercadería enviada

Denuncian comida en mal estado en comedores escolares