La concejal del Frente Renovador, Marcela Durrieu, denunció que la Municipalidad de San Isidro gastó 56 millones de pesos en publicidad durante el 2014. Esa erogación representa el doble de lo gastado en 2013, cuando el gobierno de Gustavo Posse pagó 27 millones de pesos en concepto de prensa y difusión.

La suegra de Sergio Massa expresó, además, que comparado con lo destinado a Salud, esos 56 millones de pesos destinados a publicidad oficial equivalen a la inversión total en el Hospital Municipal de Boulogne y es más del doble de lo destinado a los nueve Centros de Atención Primaria.

El dato surge de la Rendición de Cuentas del año 2014 presentada por la Municipalidad de San Isidro al Honorable Concejo Deliberante.

Durrieu recordó que "a la publicidad oficial la pagamos todos los sanisidrenses y se usa fundamentalmente para favorecer la campaña del intendente. Durante el 2014 esa fue la gran prioridad de gestión para el municipio. Mientras tanto, nunca se habilitó el quirófano del Hospital de Boulogne y hay 80 móviles policiales parados en un playón municipal”.

El gasto en publicidad aumentó un 110%, por encima del promedio del resto de las áreas, que alcanzan un 47%.

En contraste, las inversiones en Seguridad y Obras Públicas sólo crecieron un 50%, la de Educación un 41% y la de Acción Social disminuyó un 6%.

Durrieu criticó que “el costo del relato possista aumente en mayor proporción que las inversiones en áreas sensibles como Seguridad, Salud, Obras Públicas y Educación”, y agregó que “los gastos incluyen el cambio totalmente innecesario del escudo de San Isidro, que usaron como excusa para hacer propaganda política en todos los diarios del interior”.