El Concejo Deliberante esperaba a Alberto Descalzo para una interpelación del Intendente por la crisis de seguridad ciudadana que se vive en el distrito, donde hace unas semanas hubo un levantamiento que terminó con un duro enfrentamiento entre vecinos y policías.

Sin embargo el alcalde pegó el faltazo y mandó al Secretario de Gobierno Alfredo Almeyda ,rodeado por sus pares del gabinete municipal, tras por los incidentes de violencia callejera en el Circo Royal de la Avda. Ratti en Ituzaingó.

Durante la Sesión especial convocada el Concejal Esteban Vallarino (Partido Socialista), señaló: “Luego de las denuncias penales presentadas por venta ilegal de protección policial a empresarios y punteros políticos vinculados a Alberto Descalzo, entendemos que se debe reiterar una interpelación dirigida en la persona del Intendente, e impulsar la urgente formación de una comisión investigadora para que dictamine si cabe la destitución en su cargo para el caso de comprobarse una falta ética o política grave, o bien, ante la comisión de algún tipo de falta o delito.”

“Consideramos insuficientes las respuestas del Secretario, y llegado a este punto entendemos que es el Jefe de Gobierno Municipal quien debe dar las respuestas en forma directa”, agregó Vallarino.

Mientras tanto el intendente sigue esperando que se calmen las aguas, ganando tiempo y así evitar dar explicaciones en el Concejo Delibertante. Para oxigenarse echó al Subsecretario de Seguridad del municipio.