La Mansión Seré fue un centro clandestino de detención durante la última dictadura cívico-militar. Y también fue el primer centro clandestino de detención recuperado. Desde el 2000 funciona allí la Casa de la Memoria y la Vida y la Dirección de Derechos Humanos.

Esta mañana el edificio apareció con una pintada en aerosol rojo que dice: “El 22 se termina el curro”.

A su vez, cuatro meses atrás el Tribunal Oral Federal N° 5 de San Martín condenó a tres ex brigadieres y a cinco ex policías por crímenes ocurridos en la sombría Mansión Seré. La pena máxima fue para Miguel Ángel Ossés sentenciado a prisión perpetua, los otros siete imputados recibieron condenas de nueve a 25 años.

Luego de 16 meses de juicio oral, el tribunal integrado por los jueces Marcelo Gonzalo Díaz Cabral (presidente), Alfredo Justo Ruiz Paz, María Claudia Morgese Martín y Elbio Osores Soler, resolvió en julio pasado sobre la situación de los ocho imputados.

Además fue la primera vez que se dictó sentencia sobre el rol institucional de la Fuerza Aérea en el Terrorismo de Estado.

Así, el ex brigadier Miguel Ángel Ossés recibió la pena de prisión perpetua, tal como habían solicitado la fiscalía y las querellas de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y el Partido Comunista Argentino.

Por su parte los ex policías Daniel Alfredo Scali, Marcelo Eduardo Barberis y Héctor Oscar Seisdedos, y los ex brigadieres Hipólito Rafael Mariani y César Miguel Comes fueron condenados a 25 años de prisión. En tanto, el tribunal impuso 9 y 12 años para Felipe Ramón Sosa y Néstor Rubén Oubiña, respectivamente.

Los represores fueron condenados por los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, violación, abuso deshonesto, tormentos y homicidios, acaecidos contra 95 personas en el ámbito de la Subzona 16 a cargo de la Fuerza Aérea, en particular los que tuvieron lugar en el centro clandestino conocido como “Mansión Seré”, que funcionó entre diciembre de 1976 y fines de marzo de 1978.

La Subzona 16 comprendía los partidos bonaerenses de Morón (en su anterior conformación que incluía lo que hoy es Hurlingham e Ituzaingó), Merlo y Moreno. Allí actuaban la Iª Brigada Aérea de El Palomar, la VIIª Brigada Aérea de Morón y las Comisarías 1ª (seccional Morón), 2ª (seccional Haedo) y 3ª de Morón (seccional Castelar).

Durante el juicio se amplió la acusación por delitos sexuales cometidos a ocho mujeres, tres hombres y un niño de 14 años contra Mariani, Comes y Ossés como autores mediatos- A su vez, el ex policía Seisdedos fue acusado en grado de partícipe necesario por un hecho ocurrido en la comisaría de Castelar.

A diferencia de otros juicios por delitos de lesa humanidad donde los condenados reivindican su accionar, en ese caso hubo palabras finales más medidas e incluso de reconocimiento de los hechos pero desligándose de responsabilidad.

Tras al ataque de hoy, la senadora provincial y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de ese cuerpo, Monica Macha, a la vez esposa de Martín Sabbatella (el ex intendente que le dio impulso al Gorki Grana) sostuvo por que "que hoy aparezca esa amenaza con esa leyenda, es preocupante". "La Casa de la Memoria es parte de la historia y de la identidad moronense", afirmó Macha, a pocos días que asuma en la intendencia el macrista Ramiro Tagliaferro.