Acompañados por cientos de vecinos, los concejales de esa localidad del Oeste del Conurbano bonaerense sesionaron frente a las oficinas de esa compañía eléctrica, en protesta por los aumentos desmedidos alentados por la empresa y el gobierno nacional. Los ediles de Cambiemos se ausentaron. Mirá el video de Primerando.

Con la realización de una sesión extraordinaria el Concejo deliberante de Hurlingham sesionó  anoche frente a las oficinas de Edenor. Los ediles votaron la creación de una “unidad” interna para asesorar judicialmente y acompañar a los vecinos en sus reclamos en los sitios que sean pertinentes.

Al igual que lo que sucedió ayer por la tarde en la Cámara de Diputados, los concejales de Cambiemos no asistieron a la sesión extraordinaria y el principal edil de esa fuerza política, Lucas Delfino, fue repudiado por los vecinos.

En diálogo con Primereando, el presidente del Concejo Deliberantes de Hurlingham, Martín Rodríguez, señaló: “Las facturas que están llegando con el nuevo cuadro tarifario son impagables. Los vecinos vienen a los concejales porque nuestro rol es estar cerca de la gente. No tenemos atributos para definir las tarifas, pero sí para generar hechos de visibilidad”.

Rodríguez señaló que en la sesión se sancionó una ordenanza para la creación de una unidad dentro del Concejo Deliberantes para asesorar y accionar judicialmente, contra la empresa y el Gobierno nacional.

En ese sentido Rodríguez, puntualizó: “Creemos que la política tiene que estar donde está la gente que es en la calle. Encerrarnos en el Concejo Deliberantes, en este contexto, nos parecía inapropiado”.

Antonio Pastorisa, un comerciante de Hurlingham, manifestó a este portal de noticias que las nuevas boletas “ya no se pueden pagar” y en un claro mensaje al Gobierno nacional pidió “que piensen en la gente” y ejemplificó que en su cuadra, “gracias a los tarifazos, cerraron cuatro negocios”.

Una situación similar relató Ramón Gauto, quien forma parte de la Cooperativa de Curtidores de Hurlingham. “En 2015 nos venía en la boleta 40 mil pesos de luz, actualmente llegan 450 mil pesos”, denunció.

Gauto recordó a Primeraeando que se realizaron diferentes gestiones para tramitar una tarifa social, pero desde el gobierno provincial le dicen que ese beneficio son para las Pymes y no para las cooperativas.

Por su parte, la jubilada Graciela Castro señaló que más del 80 por ciento de su jubilación la utiliza para pagar los diferentes servicios públicos y califico a Aranguren de ladrón y pidió que vaya preso.

Se esperan que estas sesiones extraordinarias frente a las oficinas de las empresas eléctricas se repliquen en otros concejos deliberantes del Conurbano bonaerense. En San Martín, el concejal Hernán Letcher solicitó realizar este tipo de sesiones en las puertas de la sucursal de Edenor de esa localidad para el 19 de abril próximo.