En la sesión extraordinaria que se llevó a cabo el jueves pasado, los bloques del Frente para la Victoria y del Frente Renovador aprobaron la iniciativa a través de la cual se convocará al jefe comunal de Cambiemos en los próximos 15 días.

De acuerdo al artículo 108 inciso 7 de la Ley Orgánica de las Municipalidades, Tagliaferro tiene la posibilidad de concurrir personalmente a la interpelación o por intermedio de un secretario para rendir cuentas y dar explicaciones sobre el tema, por lo que desde el Municipio precisaron a esta agencia que "al recinto asistirá un funcionario y no el jefe comunal a dar explicaciones sobre los despidos".

El presidente de la bancada kirchnerista, Hernán Sabbatella, explicó que "los concejales del Frente para la Victoria queremos que el intendente explique por qué despidió masivamente a trabajadores".

"Despidieron 280 trabajadores desde diciembre y hay rumores de que se viene una tanda de mil despidos más", añadió y expresó que "la primera tanda de cesanteados hubo trabajadores de planta permanente, de delegados gremiales, y también contratados".

Sostuvo que "si bien tras la judicialización del tema, hubo reincorporaciones, lo cierto es que vaciaron el área de Niñez, la Dirección de Política de Género, en salas de salud en los barrios y en el Hospital".

Sabbatella dijo además que "en muchos casos hubo persecución ideológica" y consideró que "la situación es grave porque no despiden por la evaluación del desempeño su tarea, sino por cuestiones políticas".

"Queremos saber cuál es la política de recursos humanos que desarrolla el intendente. Esperemos que concurra él personalmente a rendir cuentas de los despidos masivos", concluyó.

Por su parte, fuentes de la Municipalidad explicaron que  "no hubo despidos masivos" sino que se trata de 107 contratos rescindidos sobre una planta de cerca de 4 .500 empleados.

"Se desvinculó a personas que no cumplían con sus tareas. Su mal accionar consta en diversas denuncias penales que hemos realizado desde que asumimos. Se dieron de baja contratos por ejemplo en el Plan Nacer en donde constatamos que se usaba ese programa para financiar a ciertas personas y que había malversación de fondos", graficaron desde la Comuna de Morón.

Detallaron, también, que "se rescindieron contratos de personas que trabajaban para un efector en el Barrio Carlos Gardel y faltaban al trabajo o dejaban de asistir a los vecinos" y añadieron que "cuando se enteraron que se los iba a desvincular le rompieron a las trompadas la oficina a la directora".

"No hay persecución ideológica. De hecho, mucha gente idónea de la gestión anterior sigue trabajando con nosotros", finalizaron.

El pedido de concurrencia del intendente al recinto fue aprobado por mayoría de 15 votos -8 del FpV y 7 del massismo- contra 8 negativos de Cambiemos.