“Ya nos contactamos con los dueños de las tierras ocupadas y el lunes a las 16 nos reuniremos con ellos, con sus abogados y con gente de Vivienda en la sede porteña del Banco Provincia para hacer una oferta” por los terrenos, explicó el ministro en declaraciones formuladas a Télam.

Sostuvo que intentarán "en el marco de la Ley de Hábitat" que el Estado compre las tierras, "luego haga lotes sociales, que son de bajo costo para los actuales ocupantes y los vecinos puedan tener lotes con servicios”.

“Empezamos trabajando con una mesa conformada por nosotros y el municipio e hicimos un censo, que terminamos ayer y ahora estamos pasando en limpio para hacer un expediente”, afirmó.

El funcionario explicó que el relevamiento determinó que “hay más de 2.000 familias" y agregó que a continuación pasarán al juzgado la ficha censal ya que están "bajo las órdenes de la Justicia".

"La Fiscalía Nº 4 de Morón nos pidió abordar lo social y lo sanitario”, precisó.

Detalló que en la zona “hay un tráiler del Ministerio de Salud con una carpa sanitaria asistiendo” y añadió que “la Policía bonaerense están custodiando para que nadie entre ni salga y para que se mantenga el orden, por lo que no hubo desmanes”.

No obstante, Aparicio opinó que los ocupantes “están fuera de la ley", por lo que el Ejecutivo provincial evaluará "cómo sigue judicialmente el tema porque el fiscal puede ordenar un desalojo”.

“Ellos no quisieron irse después del censo, por lo que nosotros vamos a reunirnos con los dueños y, si acceden a la venta, les vamos a pedir a los usurpadores que se vayan y que luego se realice el procedimiento como corresponde”, dijo, y remarcó que se le está “brindando la herramienta de que dispone el Estado, pero ellos van a tener primero que desalojar y luego pagar los lotes”.