La familia del intendente del Pro, Sebastián Abella, sufrió en el día de ayer un hecho de inseguridad.

Ingresaron al domicilio ubicado en el Barrio Provincia y le desvalijaron las vivienda, donde además tienen un emprendimiento de arreglos florales, reconocido en la zona llamado, Néctar Floral.

“Les pedimos que no vengan más”, fue la exclamación de los familiares del alcalde, que paradójicamente,  de recurrir a las autoridades municipales, deberán comunicarse con su propio pariente.

Vecinos del Barrio Provincia, días atrás habían realizado una concentración por más seguridad en el barrio donde casualmente viven los Abella.

El intendente deberá tomar cartas en el asunto, lo primero "es la familia".