El intendente de General Rodríguez, Darío Kubar fue escrachado ayer por la tarde durante una protesta contra el tarifazo en la puerta de la municipalidad.

Según las informaciones que llegaron, las personas que se acercaron hasta el municipio le reclamaban porque el funcionario no ha tomado ninguna acción de amparo frente a los aumentos de gas y de energía.

Esos recursos fueron presentados por una cantidad importante de alcaldes del conurbano, con Verónica Magario (La Matanza) como precursora, para proteger a sus ciudadanos, un camino que Kubar no tomó por su pertenencia política a Cambiemos.

La movilización es uno de los signos de malhumor social que el tarifazo está generando en la sociedad y que ya tuvo movilizaciones a las empresas y hoy tendrá un cacerolazo generalizado en distintos puntos de la Ciudad y el Gran Buenos Aires.

A todo esto hay que sumarle la ratificación de la medida por parte del Gobierno Nacional que parece no percibir el clima social que se vive por estas horas.