El electo Intendente de Moreno, Walter Festa, consiguió unificar a todo el peronismo detrás de su candidatura, apenas terminaron las elecciones primarias del mes de agosto. Y eso tuvo su reflejo en el resultado del último domingo, donde el referente de La Cámpora local obtuvo, en cantidad, más adhesiones a su propuesta electoral de las que habían logrado, en las PASO, él y Mariano West, juntos.

Así se constituyó como uno de los pocos dirigentes distritales que logró ese deseado encolumnamiento, tras desbancar a uno de los barones del conurbano.

En esos comicios del 9 de agosto, en la interna del Frente para la Victoria, Festa conseguía 63.400 votos (casi 30%), y Mariano West 37.400 (17%) para proyectarse como candidato del peronismo en el distrito.

Pero la interna entre ambos, cruzada por denuncias de boicot, aprietes y amenazas, fue tan fuerte, que ningún análisis más o

menos verosímil, podía augurar que la estructura de West se inclinaría por Festa en las elecciones generales.

En su discurso, al dirigirse a los ciudadanos apenas terminada la elección, entre agradecimientos y euforia, el electo Intendente de Moreno reconoció: "Le quiero agradecer al peronismo que se unió después de la interna, a los que entendieron que estábamos todos juntos y que hay un proyecto más grande que es el de Néstor, el de Cristina" y agregó "lamento mucho la actitud de ese Intendente que nos dijo a todos que él era el proyecto colectivo y que en definitiva no hizo nada en la campaña para aportar un voto para Daniel Scioli" al referirse a Mariano West, a quien llamó "traidor".

Ahora bien, en plena celebración del nuevo Jefe comunal electo, y con los resultados provinciales ya decretando el irreversible triunfo de Maria Eugenia Vidal, fue el aspirante local a la Intendencia, Leonardo Coppola, quién salió posicionarse de cara a los próximos años: "Quiero ser el puente entre la gobernación y la intendencia de Moreno" manifestó.

El hombre del macrismo en Moreno, que salió tercero en la elección del domingo, consiguiendo dos concejales y dos consejeros escolares, dejó en claro que intentará capitalizar el enorme triunfo de Vidal, para situarse en el escenario local.

Sin embargo la tarea no será nada sencilla porque desde la otra vereda opositora, el candidato del Frente Renovador - UNA, Aníbal Asseff, segundo en la preferencia de los votantes locales, y a menos de 24 horas del comicio, dejó entrever su posible pase al PRO, su ex partido, con la misma finalidad que Cóppola.

Nace una nueva etapa en Moreno donde el Frente para la Victoria, con amplia legitimidad del electorado local, deberá gestionar recursos con una oposición local poniéndose el traje del oficialismo provincial.