Oscar Luciani, intendente que integra la alianza de gobierno "Cambiemos", ordenó que el hospital pública de la ciudad de Luján sólo atienda a residentes locales, suspendiendo de esta manera la atención a todas las personales que sean ajenas al municipio.

El gremio, CICOP, salió rápidamente a cuestionar la medida ordenada por el jefe comunal y denunció que es una orden "arbitraria" y "discriminatoria".

En el mismo sentido, los profesionales de la salud, presentaron una denuncia a las autoridades municipales para reclamar que se deje sin efecto la medida tomada por el alcalde PRO.

"Esto atenta contra la salud pública, la atención es libre y obligatoria para los médicos", sostuvo el gremio, que además calificó la decisión de "ilegal", "burrada" y "descabellada".

En la misma línea, CICOP, resaltó que la medida signfica "desobedecer las leyes, poner en riesgo la salud de la población y exponer a los profesionales y trabajadores de la salud a situaciones que pudieran constituir abandono de persona".

“Las excepciones incluidas como gentileza, no hacen más que dejar de manifiesto la arbitrariedad de la medida y el carácter discriminatorio que emerge, no sólo en el área de Salud sino también en Políticas Sociales, donde al parecer, la insensibilidad es una marca registrada de la gestión”, denunciaron los trabajadores.

Los profesionales de la salud aseguraron que la decisión tomada por Luciani “atenta contra el derecho a la salud de las personas, tal como lo ordena la reforma constitucional de 1994, que incorporó con jerarquía constitucional un total de once declaraciones y tratados internacionales de Derechos Humanos, y el libre acceso a la atención médica, que en nuestro país, el Estado debe garantizar a todos aquellos que la requieran”.

En esa línea, reclamaron que el intendente deje sin efecto la medida.