Siguen las fugas en el massismo y se profundiza el desangre. En esta oportunidad el que dio un paso al costado fue el asesor de campaña y dirigente peronista Juan José "Juanjo" Álvarez quien dejó el Frente Renovador, con otra salida ruidosa. Manifestó que se iba del espacio por "profundas diferencias" con Sergio Massa y remarcó que "cuando uno tiene discrepancias, tiene que correrse".

Además de las manifestaciones de alto voltaje político, Álvarez escenificó anoche su ruptura durante una larga cena, nada menos que con el postulante a jefe comunal por el kirchnerismo, "Juanchi" Zabaleta.

"Me fui por profundas diferencias con Sergio, y cuando uno tiene discrepancias, tiene que correrse", le dijo Alvarez a DyN sobre su decisión de abandonar el massismo.

Álvarez fue el jefe de campaña de Massa en la primera etapa del Frente Renovador, durante las elecciones legislativas de 2013, y luego se convirtió en uno de sus principales asesores políticos para el armado nacional del espacio.

Desde el espacio de Massa manifestaron que desde hace dos meses el comando de campaña que dejó vacante Álvarez fue ocupado por los diputados Graciela Camaño y Felipe Solá y que incluso en la logística del acto del estadio de Vélez estuvo muy involucrada Malena Galmarini, esposa de Massa.

Consultado por la agencia DyN sobre los motivos que llevaron a la ruptura con Massa, aclaró que las "diferencias" que mantiene con el jefe del Frente Renovador "no son nuevas sino que datan de hace 60 o 70 días".