Se trata de Eva Analía De Jesús o Higui, quien estaba presa desde el año pasado, luego de sufrir el brutal ataque de una patota que intentó abusarla sexualmente para “sacarle lo lesbiana”. Ella se defendió y mató de una puñalada a uno de sus agresores. La abogada Raquel Hermida consideró que la excarcelación “marca una diferencia jurisprudencial”.

Tras ocho meses de lucha, Eva Analía de Jesús, conocida como “Higui”, recuperó finalmente su libertad. La Sala I de la Cámara de Apelaciones de San Martín le otorgó este mediodía la excarcelación extraordinaria, decisión que tuvo una amplia repercusión nacional e internacional.

Higui, quien este mes cumplió 43 años, estaba presa en el penal de Magdalena acusada de homicidio por defenderse de una patota de diez hombres que quiso violarla para “sacarle lo lesbiana”. El hecho ocurrió el 16 de octubre del año pasado en el barrio Lomas de Mariló, de Bella Vista, cuando la mujer salía de la casa de su hermana. En medio de los golpes y las patadas que recibió durante el ataque, ella se defendió y mató de una puñalada a uno de sus abusadores.

La abogada defensora Raquel Hermida explicó al diario Página/12 que la resolución de la Cámara de San Martín “marca una diferencia jurisprudencial”, ya que aporta una perspectiva de género, y que permitirá “empezar a hablar de qué es una ‘violación correctiva’, que no solo tiene por finalidad el abuso sino modificar la identidad de una persona”.

“Estamos muy contentos con la decisión, que Higui estuviera presa era una medida sumamente injusta”, agregó Carolina Abregú, integrante de las Defensorías de Género y de la mesa de trabajo “Justicia por Higui”.

Las organizaciones feministas que venían exigiendo la libertad de Higui desde hacía varios meses también celebraron la noticia y redoblaron la apuesta: “ahora debemos lograr su absolución”, subrayaron.