El intendente del municipio bonaerense de Campana,  Sebastián Abella, le ofreció a Techint una reducción anual del 16% de la tasa de seguridad e higiene, un impuesto que el grupo de Paolo Rocca no paga desde principio de año.

La deuda supera los 20 millones de pesos y la oposición campanense logró frenar que sea reducida. La ordenanza para perdonarle la deuda a Techint fue archivada en el Concejo Deliberante con los votos de todo el arco opositor, pero también con el aval del vecinalismo aliado a Cambiemos.

Los directivos de techint consiguieron el apoyo del mandatario municipal es Dálmine Siderca, y sus directivos alegan estar en crisis a pesar de ya haber despedido trabajadores.

El intendente accedió al pedido y presentó el proyecto, pero fue declinado. A cambio, y en el marco de la discusión de una nueva ordenanza fiscal, la oposición logró imponer una reducción a la tasa, y de hasta el 20%, pero de modo genérico para todo comercio e industria que acredite la crisis de su facturación.