Con un empujoncito de sus amigos de los gremios, Adrián Pérez sigue recorriendo Vicente López. El ex Coalición Cívica, camina el distrito tratando de instalarse como la alternativa local del Frente Renovador.

La manito llega nada menos que de un peso pesado sindical, por ser Diputado Nacional, pero fundamentalmente por ser el hijo de uno de los jerarcas sindicales más temibles: Facundo Moyano.

Entonces, el secretario general de los trabajadores de peajes e hijo de Hugo Moyano, puso la estructura del gremio y, además, armó una mesa sindical en Vicente López para sustentar sus pretensiones de saltar de la provincia a nación.

Es que desde el gremio, que de a poco se ha convertido en un gran aparato de campaña del massismo, ponen sus fichas en Adrián Perez y realizan actividades en el minicipio y en ninguna de ella falta el ex "Lilito".

También la Juventud Sindical, que comanda el mismo Facundo Moyano, participa del armado de Perez.

Otro de los referentes gremiales que se acercó al ex CC, es Fabián Alessandrini, histórico dirigente de ATE que estaba enrolado en la CTA que conduce Hugo Yasky y el año pasado sorpresivamente dio el salto al Frente Renovador.

Además de los peajistas y ATE, acompañan a Perez miembros del gremio de Sanidad, SETIA y Portuarios, entre otros.

Ayer se confirmó que el rival principal que tendrá el candidato del FR será el propio intendente del distrito, Jorge Macri que bajó sus pretensiones provinciales e irá por un nuevo período al frente del palacio municipal.

El bastión del PRO, entonces, será un desafío más que complejo para los gremios, pero por el momento siguen poniendo sus estructuras y sus recursos en Pérez a ganador.