"El gobierno provincial y municipal ha suspendido la mesa de diálogo que se reunió 2 veces con los delegados de la toma. El día de ayer nos acercamos al municipio para reclamar una reunión y una respuesta a nuestro reclamo, y no sólo rechazaron reabrir el diálogo, sino que incluso nos provocaron pidiéndonos $2500 a cambio de una audiencia sin fecha", afirmaron los delegados del Barrio Nueva Esperanza liderados por Roberto Aquino.

Así, denunciaron un parate en la resolución que impulsaba el gobierno bonaerense, que había prometido hacer una oferta a los dueños de las 60 hectáreas usurpadas en Merlo para hacer “lotes sociales” y que los vecinos puedan acceder a terrenos con servicios, informó el ministro de Desarrollo Social, Eduardo Aparicio.

"El gobierno provincial pretende que avance la judicialización de nuestra lucha por vivienda, lo que puede derivar en un desalojo mediante la represión policial. Rechazamos la judicialización", afirmaron los vecinos vinculados al Frente de Izquierda.

Hoy a las 17 horass realizarán una conferencia de prensa para dar más detalles sobre la ocupación. "Contra la campaña de desinformación que nos ha salido a acusar de “mafiosos” y “punteros”, queremos mostrar que somos miles de familias que sufrimos la crisis habitacional a quienes no nos garantizan nuestro derecho constitucional a la vivienda", adelantaron.

En ese punto los vecinos coinciden con la postura del intendente electo Gustavo Menéndez, quien reconoce que la toma es producto de un dejar hacer del actual edil Raúl Othacehé, sumado a la crisis de marginación y falta de viviendas que hay en Merlo.

Los ocupantes además exigen que se reestablezca la mesa de diálogo con el gobierno, en la que se incluya a los gobiernos entrantes de María Eugenia Vidal y Gustavo Menéndez.

Hasta ahora, el censo encargado por el gobierno bonaerense de Daniel Scioli detectó que hay más de 2 mil familias en la toma del predio, que tiene el doble del tamaño del Parque Indoamericano porteño.

“Fueron 24 años sin construcción de viviendas, sólo casillas indignas. Y ni siquiera se promocionó el plan Procrear, porque cuando se lanzó Othacehé estaba en el Frente Renovador”, afirmó ante Primereando el concejal del espacio de Menéndez, Pablo Rendich.