"En plena veda electoral, a dos dí­as del balotaje, aparecieron pintadas en la 'Casa de la Memoria y la Vida' de Morón, en el predio del ex centro clandestino de detención Mansión Seré, atacando las polí­ticas de memoria y derechos humanos", señaló.

La conducción del gremio estatal metropolitano aseveró que el ataque fue realizado por "un sector al que le incomoda que exista una democracia y un Estado con una polí­tica activa; que realizan juicios con condenas firmes a represores; que determinan una nueva legislación para investigar, juzgar y condenar a civiles cómplices de la última dictadura militar", expresó el documento.

La pintada aparecida en las paredes del lugar señala "El 22 se termina el curro", por lo que la ATE enfatizó su "convicción" de que ni "la memoria ni los derechos humanos son un curro".