En de cierre del Congreso de Economía Política para la Argentina (EPPA), el diputado nacional Máximo Kirchner repasó las principales medidas del gobierno de Macri y apuntó a los dirigentes que comenzaron a criticar al kirchnerismo tras dejar de ser oficialismo.

Tras expresar su preocupación por los altos niveles de endeudamiento externo, el aumento del desempleo y el incremento de la pobreza, Máximo consideró que el presidente Macri "tiene que entender que no todos los argentinos son como él, y que es el presidente de todos, no sólo de AEA", en referencia a los grupos económicos más poderosos dela Argentina que se encuentran asociados en esa entidad.

Además, agrego que "por más que nos quieran convencer de lo contrario, esto no es un problema de pesada herencia. Querían hacer esto en cualquier momento de la Argentina: si crecía a 6 puntos o si crecía a 3. Desde el 25 de mayo de 2003 que querían implementar estas medidas. Están haciendo lo que quisieron hacer siempre".

El dirigente del Frente para la Victoria cuestionó al Gobierno por "pésimo" arreglo en el pago de la deuda a los fondos buitres y señaló que allí reside el comienzo de todos los problemas que está generando esta administración, mientras que el gobierno anterior no cedía en esa discusión con el objetivo de defender los intereses de los todos argentinos.afirmando que "este modelo económico que genera marginalidad, pobreza y exclusión, va a necesitar un correlato también en la legislación penal, y en su endurecimiento".

En este sentido remarcó que "está bien que haya compañeros tratando de mitigar las consecuencias de este plan económico. Lo que no se puede hacer dejar es de denunciar este plan económico. Hemos iniciado un camino en reversa, porque si antes faltaba mucho ahora falta mucho más todavía".

Acompañado por intendentes, diputados nacionales, legisladores provinciales, docentes, alumnos e investigadores en el escenario del auditorio de la que se desarrolló desde ayer en la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), Máximo también se refirió a los dirigentes que abandonaron el Frente para la Victoria desde que el kirchnerismo dejó el gobierno nacional, y sostuvo que "el problema no es que se vayan 5 diputados del bloque, sino que se vayan 50 trabajadores de la Ford o 100 de las fábricas de Tierra del Fuego".

"A nosotros no nos interesa que este diputado (en referencia a Diego Bossio) diga 'Cristina Conducción'. Nos interesa que no vote en contra de la gente, nada más", sostuvo para referirse al ex titular de la Anses, y también agregó: "Es una paradoja que los que, según dicen, hicimos perder a Scioli ahora estemos con él mientras que los que reclaman autocrítica ya no están".

En este sentido completó: "Si nosotros somos un problema para la unidad del peronismo, del PJ o del FPV, tienen a disposición la renuncia de un montón de diputados. La puede pedir Cristina o la puede pedir Scioli si cree que no militamos bien. No vinimos a estar sentados en una banca ni a jugar al discurso de 'me pongo loco'".

Maximo Kirchner cruzó a Bossio y le pidió "que no vote contra la gente"