Los convenios constituyen el instrumento a través del cual la Secretaría provincial busca consolidar una política masiva de derechos humanos en todo el territorio bonaerense. De hecho, esta nueva firma se trató del centésimo acuerdo institucional entre esta cartera y los municipios.

“La territorialización es un desarrollo indispensable para cumplir con una precisa instrucción del gobernador Scioli: lograr que las políticas públicas estén al alcance de los ciudadanos”, explicó Carlotto.

Los convenios tienen como objetivo brindar en el ámbito del municipio una respuesta eficaz frente a la problemática de la violencia contra las mujeres y comprende el asesoramiento, acompañamiento y seguimiento de las situaciones que se detecten o denuncien.

En ese sentido, West celebró la firma y aseguró que fortalecerán "el trabajo conjunto a través de nuestra mesa local. Todos tenemos que acompañar la lucha de la mujer para ser dueña de su destino y no ser sometida ni juzgada, y tenemos que acompañarlas con las instituciones".

El abordaje de esa problemática se realiza a través del programa de Atención a las Mujeres Víctimas de Violencia (AVM) que depende de la secretaría de Derechos Humanos.

“El AVM nuclea a todos los agentes territoriales que trabajan en esta problemática: desde las Comisarías de la Mujer y los hospitales, hasta el poder judicial y las áreas de los municipios con competencia en la cuestión”, explicó Carlotto.