“Las difamaciones son prácticas de la vieja política, sólo perjudican a la comunidad de Malvinas Argentinas que hoy, después de 20 años, quiere escuchar propuestas de gestión y evitar la violencia y la campaña sucia”, remarcó Nardini.

En ese sentido, el dirigente del kirchnerismo que se impuso en las PASO que se llevaron a cabo el pasado 9 de agosto, negó tener “antecedentes penales”, tal como lo aseveraron algunas publicaciones supuestamente ligadas al actual intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, referente del massismo en la zona noroeste del Conurbano.

“No tengo antecedentes penales. Me asombra que después de haber ganado las PASO, en lo que significó un hecho histórico para el partido, me haya transformado casi por arte de magia, en un ladrón, narco y abusador”, fundamentó.

Nardini se refirió también a las pintadas que se ven en las paredes o a los volantes en las calles de Malvinas Argentinas y que llevan la firma de Cariglino.

“Creo que los hechos de campaña sucia que se ven en las calles del partido deben quedar atrás. Por eso, reitero mi pedido de debate al intendente en la Universidad Nacional de General Sarmiento y que sea transmitido por el cable local para todos los malvinenses”, desafió Nardini.

En otro orden, el postulante del Frente para la Victoria prometió que una de "las prioridades" de su gestión será que la localidad de Villa de Mayo tengan servicio de agua corriente y cloacas.

"Si llego al gobierno municipal voy a trabajar muy fuerte para que el agua corriente y las cloacas lleguen a Villa de Mayo. Es una obra por la cual los vecinos esperan desde hace 20 años y la vamos a hacer realidad", sostuvo.