Una nueva disputa se da entre ARBA y los distritos del delta bonaerense. San Fernando salió a cuestionar la capacidad de la Agencia Recaudaora de Buenos Aires (ARBA), para cobrar el impuesto a las embarcaciones y denunció que ya sufrió un perjuicio de 12 millones de pesos.

A través de un comunicado, la comuna, que gestiona políticamente el massista Luis Andreotti, denunció que ARBA impide al municipio cobrar el impuesto, por lo cual ya no percibe cerca de 12 millones de pesos. A la par, el Secretario de Economía, Facundo Fernández, puso en duda la capacidad de la Provincia para cobrarlo.

“Nos quitaron el derecho a percibir esa tasa el año pasado, ¿y ahora se atrasan por problemas técnicos? Nosotros ya la hubiésemos cobrado y cada quien tenía lo que le corresponde”, cuestionó Fernández, que sostuvo que el cobro de la tasa fue “arrebatado” por la Provincia con “razones infundadas”.

“Mintieron cuando dijeron que fuimos ineficientes. En menos de 2 años, habíamos recaudado un 14.000% más”, afirmó el funcionario. Con el régimen anterior, los ingresos se dividían a la mitad entre Provincia y Municipio, pero desde agosto está centralizado y la comuna queda privada de recibir casi 12 millones de pesos.

“Se ve que tan mal no gestionamos cuando tuvimos el cobro a nuestro cargo”, insistió Fernández. Y concluyó: “Demuestran la misma ineficiencia de otros tantos ámbitos en los que debemos cubrirlos, como seguridad, salud, mantenimiento vial, obras hidráulicas, asistencia social, la infraestructura de las escuelas y también el cuidado de la Costanera Pública, el acompañamiento a la industria náutica y la limpieza del río en la Reserva de Biosfera, que legitiman que nosotros cobremos este impuesto”.

Según comunicó el organismo provincial, sólo se trató de un “error involuntario” en la confección del impuesto. Aparentemente puntualizado en las embarcaciones tipo ‘Tracker’, complicó su emisión y obligó a postergar la fecha de vencimiento.

Al mismo tiempo, apela a la colaboración de los dueños de ese estilo de lancha para poder corregir la facturación.