La decisión del gobierno nacional de engrosar el porcentaje de masa coparticipable que se gira a la Ciudad de un 1,40% a 3,75% sigue generando polémica, incluso entre aquellos que se muestran más complacientes con Cambiemos.

Desde Tigre, el heredero de Sergio Massa, Julio Zamora, aseguró que “tienen que sentarse en una mesa todas las jurisdicciones para hacer un reparto justo” de la coparticipación federal y no que el reparto sea a modo discrecional.

Las declaraciones del intendente buscan mostrar un contrapunto con el macrismo y alinearse hasta con fuerzas como el radicalismo (parte de Cambiemos) para cuestionar la medida.

“Creo que el primer gesto de coparticipación tendría que haber sido para la Provincia de Buenos Aires, que ha sido castigada por muchos años”, apunto Zamora.

El intendente massista caratuló de “inoportuno” el anunció y pidió mejorar la coparticipación bonaerense que impacta de lleno en las 135 localidades que componen la provincia.