Al momento complejo que atraviesa en lo personal, separación de María Eugenia Vidal mediante, ahora Ramiro Tagliafero le suma problemas en lo político fruto de los despidos masivos de municipales en su llegada a la intendencia.

Es que en la sesión que el cuerpo deliberativo de Morón realizó el jueves por la tarde, los bloque del Frente para la Victoria y del Frente Renovador votaron a favor de que el intendente sea convocado al recinto para dar cuenta de los despidos de empleados del Municipio realizados, según acusaron, de manera “arbitraria”.

Desde la oposición reclamaron que se les explique “cuántos han sido los empleados municipales despedidos, los motivos de los mismos y, por sobre todo, que se produzca la inmediata reincorporación del cien por ciento de los despedidos injustamente”.

Así, los ediles del NE-FpV y el FR esperan que la presidenta del Concejo Deliberante, Natalin Faravelli, llame a interpelación a Tagliaferro en los próximos 15 días.

En el encuentro, también, hubo un repudio a los aumentos de tarifas de la electricidad un acompañamiento del pedido de las cinco centrales sindicales de la Argentina para que se suspendan, en todo el territorio nacional, los despidos de trabajadores durante un año.