El intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, un massista de la primera hora, hizo un curioso elogio de la gestión del ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo, despertando suspicacias tanto en las filas del Frente para la Victoria como también en el Frente Renovador.

En diálogo con el programa "Un Día de Furia", por Radio El Mundo, De la Torre consideró que "Randazzo es un gran candidato" y lo definió como "un hombre que ha gestionado, que ha sido serio en la conducción de sus áreas, que ha hecho un montón de cosas muy positivas como los documentos, el pasaporte y el DNI, ahora está arreglando bastante los trenes".

Además, De la Torre consideró una "especulación" que Daniel Scioli sea el candidato del Frente para la Victoria, pues "no condice en nada con la realidad de lo que nos están mostrando nuestros números, con Randazzo creciendo totalmente, y no tan lejos de Scioli como posible candidato".

Consultado sobre por qué no se menciona al ministro cuando se habla de los precandidatos, el jefe comunal deslizó: "Por ahí es una estrategia de Macri y Scioli el presentarse como los dos candidatos".

Randazzo y De la Torre -del mismo modo que muchos de los intendentes que forman parte del Frente Renovador- están unidos por su militancia en el peronismo bonaerense.

Además, las declaraciones del intendente de San Miguel se conocen casi al mismo tiempo que trascendieron los contactos que varias figuras del armado del massismo mantuvieron con miembros del entorno del ministro del Interior.

Incluso, el diario Clarín informó que el martes un miembro clave del massismo mantuvo un encuentro con el ministro en Puerto Madero.