El senador bonaerense Sebastián Galmarini por el Frente Renovador afirmó hoy que quiere "ser intendente, pero las definiciones se toman en junio", respetando los tiempos que fijó Sergio Massa para el espacio.

En tanto Galmarini aprovechó para cuestionar el discurso de Gustavo Posse, hasta hace un tiempo parte del Frente Renovador y ahora muy cercano al PRO-UCR, en el inicio de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante al calificarlo de "muy pobre".

"Yo quiero ser intendente pero las definiciones se toman en junio. Voy a esperar la decisión de (Sergio) Massa, pienso en el conjunto y no en mi ombligo", enfatizó el cuñado del precandidato presidencial y líder del Frente Renovador.

Previamente, a través de un comunicado, el senador por la Primera Sección aseguró que el massismo gobernará el municipio de San Isidro.

Sebastian Galmarini y su madre, Marcela Durrieu, tienen una disputa con Gustavo Posse, que data desde hace tiempo y que Sergio Massa no supo resolver ni atenuar cuando les tocaron convivir en el FR.

El reciente salto del intendente de San Isidro al PRO, dio vía libre a los familiares de la esposa de Massa, a aumentar el caudal de criticas a la gestión de Posse, quien ya no tiene el ojo puesto en ese distrito, sino que pretende participar en las PASO del Pro para gobernador bonaerense.

Galmarini, cuestionó hoy a Posse al calificar de "muy pobre" el discurso que el intendente dio en la apertura de sesiones del Concejo Deliberante, "porque niega los problemas, la inseguridad y las inundaciones".