La vicejefa de gobierno porteño y candidata a la gobernación bonaerense por Cambiemos, María Eugenia Vidal, manifestó hoy que le cree a su marido, candidato a intendente de Morón por esa misma alianza política, Ramiro Tagliaferro, y afirmó que no le teme a "ningún carpetazo", en referencia a las denuncias de dirigentes que aseguraron que “patotas al servicio de los candidatos de Cambiemos” amenazan a los militantes de otros espacios políticos.

En diálogo con Radio Latina, Vidal consideró que “lo que no se denunció en 8 años donde ocupé varios cargos públicos, donde todo el mundo me conoce, no tiene valor los últimos 15 días de campaña”.

En ese sentido expresó que está "muy tranquila" y que sabe "la familia que he construido”.

“No es creíble que en el último mes y medio de campaña aparezcan decenas de denuncias”, expresó y agregó que no le teme "a ningún carpetazo, ni a ese, ni a ningún otro”.

De esta manera, Vidal se refirió a las denuncias de dirigentes de Morón como la secretaria de Gobierno y candidata a primer concejal por el Frente para la Victoria, Florencia De Luca, que había denunciado la existencia en el distrito de “patotas al servicio de los candidatos de Cambiemos” que amenazan a los militantes de otros espacios políticos.

La funcionaria y candidata dio cuenta de dos hechos de violencia política ocurridos en las últimas semanas en Morón sur, donde dos militantes de 17 y 21 años que se encontraban volanteando material de campaña, fueron agredidos por un grupo de simpatizantes del PRO.

Entre los agresores fueron identificados Christian Salinas (candidato a cuarto concejal del PRO Morón y sindicalista de UTA) y su madre Mary Torres, quiénes además de golpear a los militantes los amenazaron de muerte.

De Luca había denunciado también que el local del Nuevo Encuentro-Frente para la Victoria de Haedo resultó atacado por cuatro personas que circulaban en motos y produjeron roturas de vidrios al arrojar elementos contundentes contra las instalaciones e informó que esos hechos fueron penalmente denunciados y quedaron radicados en la UFI N° 6 del Departamento Judicial de Morón.