Luego de un informe televisivo que puso al ex peleador de vale todo en el ojo de la tormenta, a través de un comunicado oficial, el bloque de concejales de “Peronismo que Hace” informó la separación de Cali por “diferencias irreconciliables de carácter ético y político”.

A poco más de una semana de que saliera a la luz el informe televisivo en que se denunció al presidente del Concejo Deliberante de Escobar, Jorge Cali, sobre supuestas irregularidades relacionadas a un emprendimiento recreativo que se está desarrollando en la zona de humedales, el bloque de concejales oficialista “Peronismo que Hace” decidió apartarlo de sus filas. A través de un comunicado, se fundamentó la expulsión de Cali en “diferencias irreconciliables de carácter ético y político”.

“Nos obliga a esta determinación la constatación de que los principios que orientan su accionar y sus formas de desempeñarse difieren sustancialmente de los que guían nuestros pasos” señala el documento.

Además agrega que “Consideramos que es nuestro deber no apartarnos de los valores gracias a los cuales la ciudadanía de Escobar ha confiado en nosotros para representarla, por lo que, honrando esta gran responsabilidad, mantenemos firme nuestra voluntad de emprender únicamente las tareas que redunden en una mejora en la calidad de vida de los vecinos”.

En otro tramo del comunicado girado a la redacción de este medio los ediles de la bancada oficialista sostiene que “Escobar florecerá sólo si todos, prescindiendo de nuestros intereses individuales, tiramos para el mismo lado, y tenemos la convicción de que para ello la búsqueda del Bien Común debe anteponerse incontestablemente a la de cualquier beneficio particular”.

“Afirmamos, por último, que el único propósito de esta decisión es permanecer fiel al noble mandato de los escobarenses en su clara demanda de compromiso, gestión y transparencia” concluye el documento.