Tras la confirmación del pase del intendente de San Miguel Joaquín de la Torre al gabinete de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, quedará al mando del municipio el –hasta ahora– Secretario de Obras Públicas de esa localidad, Jaime Méndez.

Méndez encabezó la lista de concejales en 2015, pero tras una decisión política fue puesto por De la Torre al frente de la Secretaría de Obras Públicas de la municipalidad, lo que le otorgó una mayor relevancia.

En el último tiempo, el funcionario acompañó a De la Torre en diferentes actividades y actos, lo que desde un principio hizo suponer que el Jefe Comunal lo estaba posicionando y preparando el terreno para su desembarco en el gabinete provincial.

El motivo por el que Méndez puede ocupar el cargo de intendente es porque en las últimas elecciones fue electo como primer concejal. Luego pidió licencia a su banca para asumir en la secretaría. Con este nuevo panorama, Méndez deberá renunciar a su lugar en la cartera de Obras Públicas, volver a su banca en el Consejo Deliberantes y luego sí hacerse cargo de la jefatura comunal. Será el sexto Intendente del municipio tras su creación en 1994.

Quien será el encargado de manejar las riendas del municipio de San Miguel es uno de los hombres de mayor confianza de De la Torre. En las dos últimas dos elecciones ganadas por el hasta ahora Intendente, fue primero en la lista de concejales, lo que significa, sin dudas, una prueba de cercanía ya que ese cargo le permite estar primero en la línea sucesoria en caso de ausencia del mandatario comunal.

La intención de Vidal era clara y hacía rato que gozaba de buena simpatía con el jefe comunal. Solo restaba encontrar la fórmula para dar a conocer al incorporación del Intendente de San Miguel. Por eso, resolvió dividir el ministerio de Producción para despejar el camino y no confrontar con el radicalismo, ya que esa cartera era exclusividad de Jorge Elustondo.

Desde hace un tiempo fueron más visibles los acercamientos de De la Torre a las filas del PRO y marcó una fuerte distancia con el Frente Renovador dejando, incluso, de formar parte de la mesa chica del massismo. Además, el jefe comunal hizo públicas sus declaraciones a favor de la mandataria provincial, en reiteradas oportunidades.

Cabe destacar que, más allá de la nueva función ejecutiva, en lo político De la Torre comenzará a oficiar de nexo entre el gobierno de Cambiemos y los intendentes del Conurbano, varios de ellos presas preciadas por el equipo de Vidal y el Pro. Suele entenderse que Cambiemos necesita una “pata” peronista para hacer pie en la Provincia.