El intendente de la localidad de Zárate, reconoció que la situación económica local entró en crisis, principalmente por el impacto causado por los despidos en la central local, Atucha.

Se calcula que el 85% de los trabajadores que han sido despedidos pertenecen a Zárate y a Lima, por lo que mercado interno local se está viendo sumamente afectado.

Durante la reunión que se llevó a cabo ayer, del Consejo Económico y Social (COES), el intendente Osvaldo Cáffaro, propuso la  creación de un mercado comunitario con una canasta de alimentos básicos "para defender el poder adquisitivo de la comunidad".

"No podemos volver al trueque, hay que armar una red solidaria y de acompañamiento para encausar algunas cuestiones” remarcó el alcalde municipal.

Cáffaro. advirtió además que la falta de empleo en la central nuclear "afectará  las pequeñas empresas que trabajan alrededor".

En este sentido, el Centro de Comerció de Zárate anunció que 15 ubicados en el centro de la ciudad, ya cerraron sus puertas.