Luego de meses más que agitados, este martes y por escrito Pablo Guacone presentó su renuncia a la Intendencia de San Pedro. El escrito llegó días antes de que se venciera su segunda licencia médica, este último periodo, sin goce de haberes.

Su alejamiento allá por noviembre de 2014 estuvo vinculado a una crisis institucional, política y financiera de gravedad que motivó múltiples protestas y denuncias.

A ello se le sumó la acción de una Comisión Investigadora, la toma del palacio municipal por parte de los trabajadores que no cobraban sus haberes y un escrache en su domicilio particular.

Guacone presentó un certificado que reportaba un cuadro de hipertensión en su momento para justificar su primera salida.

Ahora su dimisión indeclinable se sustenta en los riesgos que corre su salud por los momentos de tensión que se viven en San pedro.

El municipio quedará a cargo del concejal por el Frente para la Victoria, Fabio Giovanettoni hasta el 10 de diciembre de este año, cuando asuma quien resulte electo en las nuevas elecciones.

En las próximas horas el Concejo Deliberante local, de acuerdo a lo que prescribe la ley, deberá aprobar la renuncia de Pablo Guacone y dejar constancia formal de su salida.