El reelecto intendente de San Antonio de Areco, Francisco Durañona, afirmó que el candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, "ningunea el interior" y consideró que sería un "sano equilibro" que el gobierno nacional quede en manos del Frente para la Victoria (FpV).

Durañona aseveró que "sería un sano equilibrio que el gobierno nacional quede en manos del FpV para poder generar un esquema de control entre las distintas fuerzas" y llamó a "ejercitar la convivencia" entre las distintas fuerzas políticas.

En diálogo con Radio 10, Durañona se refirió a recientes declaraciones de Macri en las que cuestionó la creación de universidades en distintas partes del país.

"Nos preocupa profundamente que un candidato a presidente diga con tanta soltura que es crítico de abrir nuevas universidades por todos lados. Nos sentimos muy afectados", aseveró el jefe comunal y contó que en su distrito hay un centro universitario con más de 1.500 alumnos.

"Este comentario genera frustración e incertidumbre en estos jóvenes alumnos que, con enorme entusiasmo, se están formando", dijo el intendente, para quien "se acusa al Frente para la Victoria de hacer una campaña del miedo cuando es el propio candidato de Cambiemos el que plantea esta visión que genera profunda incertidumbre en el interior".

Para Durañona, "con estas declaraciones (Macri) ningunea el interior sosteniendo que el desarrollo universitario es para generar cargos".

Asimismo, el jefe comunal se diferenció de quienes salieron a marcarle la cancha a la gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires y auguró una relación "razonable, seria y madura" con María Eugenia Vidal. Al respecto, dijo que es "respetuoso del voto de los bonaerenses, que han decidido en muchos municipios una profunda renovación".