Vecinos de Pergamino se movilizaron ayer para reclamar asistencia estatal por las inundaciones que sufren en sus propiedades. No hubo presencia provincial ni ayuda municipal. Además relatan un panorama desolador en La Emilia y nuevos evacuados en Salto.

El panorama del Norte de la Provincia de Buenos Aires es durísimo. A la catástrofe natural hay que sumarle la falta de asistencia por parte del Estado, lo que genera un caos pocas veces visto por aquellos territorios. Ayer, en una nueva muestra de descontento, los vecinos de Pergamino se movilizaron para pedir ayuda por parte del municipio y de la provincia, aunque volvió a ser infructífero.

Sin respuestas municipales y con la gobernadora vacacionando en Playa del Carmen, la segunda sección electoral se convirtió en tierra de nadie y con un apagón mediático que no termina de plasmar la realidad que viven.

Además volvieron a crecer las aguas en Salto, distrito aledaño, lo que derivó en que se sumaron más evacuados y autoevacuados a los 6 centros de evacuación de la zona. Concretamente se trata de más de 260 personas en los centros de evacuados y 300 autoevacuados.

Adicionalmente en La Emilia, uno de los focos más cruentos de la inundación, la realidad se torna desesperante. Una fuente consultada por este portal relató "La Emilia es Kosovo". "Ayer bajaron unos colchones en un campo a 2.000 metros del pueblo, que llegaron custodia policial, ejército, todo".

"La hicieron hacer una cola a los inundados para entregárselos a las 8 de La mañana en la delegación y después les dijeron que no les iban a dar nada. Y a las tardecita, tipo 6, vimos que los estaban descargando ahí y no sabemos que van a hacer con eso", explicó.