La situación en los distintos distritos del conurbano bonaerense es cada vez más apremiante. Al relato que realizara Verónica Magario sobre la realidad de La Matanza, se le sumó hoy Jorge Ferraresi, intendente de Avellaneda que pintó un panorama muy complejo para su municipio.

Según declaraciones el alcalde a Radio Belgrano, fruto de la merma de consumo, el aumento de la inflación y los tarifazos, “ha habido una baja del 25% en la producción” en Avellaneda.

Esa realidad provoca que “una cantidad de comercios empiezan a ver peligrar su continuidad y empezar a bajar sus persianas”, agregó Ferraresi.

Además, el intendente kirchnerismo remarcó que “empieza a haber una cantidad de vecinos que vienen a buscar alimentos y que los cupos en los comedores han aumentado en 4 mil”. Explicó que esta nueva situación la tuvo que afrontar la gestión municipio porque “no hemos recibido nada, he pedido una reunión en la provincia de Buenos Aires y ahí vamos a ver si pueden aportar”.

Para completar los casilleros, manifestó que “empieza a haber un aumento del delito con el tema del arrebato” que “había bajado en el segundo semestre del año anterior”.

Por último cerró con un pedido al Gobierno Nacional: “tenemos que cambiar el rumbo porque este rumbo perjudica a la sociedad”.