El coqueteo fallido con Sergio Massa le cortó las alas y debió replegarse en el pago chico este año, pero Martín Insaurralde no se resigna y todo indica que ya trabaja para lograr el objetivo de suceder a María Eugenia Vidal en 2019.

Desde luego, el jefe comunal de Lomas de Zamora, quien acaba de revalidar cargo por más del 47% de los votos, por el momento no hará públicas sus intenciones, todavía falta mucho. Y seguramente no será el único dirigente peronista que se lance a la recuperación de la Provincia y esa puja entre los intendentes bonaerenses será tenaz. Así las cosas, en los movimientos de MI se vislumbra cuál es su plan para llegar de la mejor manera a esa instancia.

En el corto plazo, el alcalde apoya la campaña de Daniel Scioli para el balotaje presidencial de este domingo 22. Sabe que gestionar el Municipio será más fácil si en la Rosada continúa el FpV. Además, los gestos del alcalde del sur con DOS lo concilian con aquellos que en su momento lo señalaron como "traidor" por las idas y vueltas que tuvo con el FR, algo que, en definitiva, casi todos los intendentes evaluaron en el foro íntimo.

Asimismo, en el plano provincial se muestra dialoguista con Vidal. Para llegar al 2019 con chances necesita que Lomas no se estanque y en este sentido la relación con el ejecutivo bonaerense es clave. Por su lado, el nuevo oficialismo bonaerense debe construir consenso con los jefes comunales que el FpV tiene en los municipios más populosos del Conurbano o se arriesga al conflicto permanente. La necesidad de convivir en paz durante los primeros tiempos, a priori resulta mutua.

El tercer eje de la estrategia de MI pasa por lograr un lugar de poder dentro de la estructura del peronismo. Fuentes del distrito le indicaron a este medio que Insaurralde pretende ser el próximo presidente del PJ Bonaerense. En el cargo hoy se encuentra Fernando Espinoza, el matencero viene de perder la interna por la gobernación y en diciembre deja el cargo de intendente, su continuidad está en jaque. Habrá que ver si al marido de Cirio le da el pinet para copar esa marquesina. Todavía es prematuro.

Mientras tanto, Insaurralde suma porotos como para animarse a la gobernación. Un intendente joven que revalidó el cargo por gran margen, lidera uno de los municipios más poblados del conurbano, tiene un nivel de conocimiento altísimo, lazos con el FpV y vínculos con el FR. A ello hay que agregar su origen duhaldista, que le permite apoyos incluso en el sector rancio del pj. Las condiciones objetivas están dadas para que otra vez un lomense vaya por el sillón de Dardo Rocha.