El intendente Jorge Ferraresi fue reelecto como jefe comunal de Avellaneda por el Frente para la Victoria con el 47 % de los votos, secundado por la candidata de Cambiemos, Gladys González que alcanzó el 31 %. En tanto, la esposa del intendente, Magdalena Sierra, también fue electa para ocupar una banca en el Senado provincial.

A diferencia de los distritos del Conurbano donde Cambiemos desbancó al kirchnerismo, Ferraresi mantuvo el control del municipio. “En Avellaneda tenemos un ejemplo de militancia por eso este triunfo no es mío, es de todos”, manifestó el intendente que seguirá gobernando la comuna cuatro años más.

Asimismo, llamó a los militantes reunidos en el PJ de Avellaneda, sobre la calle Laprida, a “seguir trabajando con la misma mística, con las consignas de Cristina Fernández de Kirchner”.

“Tenemos por delante 28 días para lograr que Daniel Scioli sea el presidente de los argentinos. Nosotros desde acá vamos a dar todo”, sostuvo el intendente, al tiempo que afirmó: “Hicimos una elección extraordinaria, como nos propusimos en las PASO”.

“Se necesita más participación de jóvenes en la política pública y memoria por los que dieron su vida. Hay que tener coherencia entre lo dicho y lo hecho”, prosiguió Ferraresi. Y finalizó: “Tenemos la convicción que desde Avellaneda vamos a seguir construyendo una mejor Argentina”.

Al igual que durante toda su campaña, Ferraresi estuvo acompañado por su esposa Magdalena Sierra, quien es titular del Anses local y resultó electa senadora provincial. Los secundaron además los candidatos a concejales del FPV de Avellaneda, encabezados por Hugo Barrueco y Pablo Vera.

Con este resultado, seis ediles del FPV ingresarían al Concejo local en diciembre; mientras que Cambiemos lograría incorporar tres concejales.

En Avellaneda la competencia electoral se completó con el candidato por de la Alianza Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), Armando Bertolotto, que obtuvo el 14% de las adhesiones, Norberto Morón, del Frente de Izquierda, con el 4 %; y Gerardo Millman de Progresistas que alcanzó el 3 %.