El pre-candidato a Intendente de Lanús, por el Frente Renovador, Nicolás Russo debía presentarse el 12 de febrero pasado, a las 11 de la mañana, citado a prestar declaración indagatoria ante el fiscal Walter Distéfano.

Russo fue imputado en un proceso judicial penal sospechado de haber incurrido en falso testimonio, en una causa penal del año 2012 en la que se juzgó y condenó a barrabravas de Lanús, por la muerte del hincha Diego Sossa, de 21 años.

En esa causa, según la sospecha del fiscal Distéfano, Russo habría intentado cubrir a los acusados de asesinato, al afirmar que no los conocía y que no se les daba entradas al club.

Russo, en ese entonces, era Presidente del Club Lanús, y fue interpelado por la Justicia sobre su conocimiento de los barras y regalo de entradas.

El actual presidente del bloque de concejales del FR declaró, a lo largo de todo el proceso judicial, que desconocía a los miembros de la barra, y que no les daba entrada ni dinero.

Pero los detenidos- los barras- lo contradijeron. Además en una serie de allanamientos, encontraron en poder de la barra entradas de protocolos: las que entregan los clubes.

Claro, la versión de Russo, para despegarse de la barrabrava de su ex club, no convenció a los funcionarios judiciales, y fue llamado a indagatoria, en una causa abierta por falso testimonio.

Pero, el día que debía presentarse a declarar en los tribunales de Lomas de Zamora, Russo apeló a una maniobra de dilación del proceso judicial.

Es así que presentó una nota recordándole al funcionario judicial que la causa del falso testimonio , está en la Cámara de Casación.

Con el artilugio legal, el precandidato massista recusó al fiscal, y hasta que Casación no resuelva el pedido del ex presidente del club Lanús, éste no podrá ser llamado a indagatoria.

Así que si el fiscal quiere saber si el dirigente mintió y cuál es su grado de connivencia con los violentos del club granate, deberá esperar.

Para Russo no caben dudas que la imputación es parte de una campaña en su contra, por su lugar en el espectro político de la ciudad de Lanús. “Lo primero que me dijeron cuando pregunté por este tema fue "Nicolás, bienvenido a la política. Quedate tranquilo"” sugiriendo que sus compañeros del Frente Renovador preasumen que es una "causa armada".

En el jucio por la muerte de Diego Sossa, el Tribunal Oral Número 5 de Lomas de Zamora condenó a prisión perpetua a Ariel “El Colo” Cárdenas, acusado de homicidio calificado y de cinco tentativas de homicidio por el tiroteo del 26 de mayo de 2012 entre facciones de la barra brava de Lanús, que dejó como saldo la muerte de Diego Sossa.

Por la misma causa también fue condenado a 14 años de prisión Lucas Lescano (de 18 años) y todavía quedan por ser juzgados otros cuatro barras.