Como sucedió días atrás en Glew, un grupo de desocupados se concentró frente al Carrefour de Adrogué, cortó los accesos y pidió bolsones de comida. La situación social en el Conurbano pende de un hilo.

Con imágenes que recordaron al trágico 2001, esta mañana un supermercado estuvo con los accesos bloqueados y decenas de desocupados pidiendo bolsones de comida para pasar las fiestas.

Como ocurrió hace sólo tres días en Glew, la idea de las organizaciones sociales fue pedir colaboración de la firma francesa ante la delicada situación que viven los sectores más humildes de la Provincia de Buenos Aires por la falta de empleo y el deterioro de la situación económica.

Cercan un supermercado en Adrogué para pedir comida

A medida que se acercan las fiestas las imágenes se repiten y parecen ser cada vez más frecuentes en el segundo y tercer cordón del Conurbano Bonaerense.

Por el momento en las afueras del supermercado se viven momentos de tensión y se negocia con las autoridades una salida.

Además, según información no confirmada que está circulando en las redes sociales se está realizando una movida similar en este momento en el supermercado ubicado en Frías y Antartida Argentina, en Llavallol y en un supermercado en Longchamps.